Sin Ariel Carta en el banco de los suplentes, y con el Profe Ezequiel Acosta al mando del primer equipo, Chacarita salió a buscar la victoria para continuar vivo en el certamen. El "Mono" Comesaña, los hermanos Schack, Visona y Spampinato fueron el quinteto inicial del Funebrero.

Desde el arranque Chacarita presionó en campo contrario, buscando el error rival. El "Pampa" Spampinato entró enchufado, se hizo sentir y marcó el primer tanto de la noche en el comienzo del encuentro. 

Con el correr de los minutos el Verde comenzó a acomodarse en el campo y la presión tricolor ya no fue tan eficaz. Por suerte se toparon con Comesaña, que tuvo una buena actuación y salvó varias veces la caída de su arco.

Sobre el final de la primera etapa apareció Gabi Schack para poner el 2 a 0 parcial, e irse al descanso con una diferencia aún mayor en el marcador.


En la etapa complementaria, Chaca arrancó dormido, cometió muchos errores en la presión, en la marca, y lo pagó caro: Ituzaingó igualó la historia, 2 a 2. 

Antes de llegar a la mitad del segundo tiempo, lo bajaron en el área a Visona y la dupla de árbitros no dudó en pitar pena máxima. El encargado de patear el penal fue Spampinato, que no falló y puso al Funebrero arriba 3 a 2.

A menos de 10 minutos del final pasó de todo: Ituzaingó igualó el encuentro, luego de una falla defensiva de Chacarita.  Para volver a poner arriba a los de Maipú apareció Flavio Schack, que se sacó a un hombre de encima, llegó al fondo y anotó. Como si el nerviosismo fuera poco, el Verde apostó al arquero jugador. Esto obligó al Funebrero a esperar el error rival en su campo y salir de contra. El error nunca llegó e Ituzaingó marco el empate, 4 a 4.

Restaba un minuto y parecía que el empate era un hecho, que todo se definiría nuevamente en los penales. Pero a falta de tan solo un segundo apareció Gabriel Schack y puso el 5 a 4 final.

Digno papel de Ituzaingó que le dio pelea a un Chacarita golpeado, que no hace pie en el torneo regular pero (a pesar del sufrimiento) continúa a paso firme en la Copa Argentina.

AUSPICIA