Chacarita, que dependía de si mismo para mantener la categoría, se aseguró la permanencia. No por hechos propios, si no por los resultados favorables que se dieron en los otros cotejos.

Para salvar la categoría, el Funebré debía rescatar al menos un punto en el próximo partido ante Estudiantes en San Luís, o esperar que no gane Gimnasia de Mendoza o Brown de Puerto Madryn.

Los de Madryn se enfrentaron como local ante el descendido Unión de Mar del Plata, y lo superaron por 2 a 0. 

Por lado del Lobo, visitó a Ferro, y cayó en su excursión a Caballito por la mínima diferencia. Este resultado le terminó de dar la permanencia al equipo de Fernando Gamboa, que deberá poner su foco rápidamente en el futuro, para dejar atrás el mal presente.