En la continuidad de la fecha dos, Chacarita recibió a Tigre e igualó uno a uno con el grito de Martinez.

El debut de Chacarita fue ante Tigre en Villa Maipú y terminó con empate en uno. La lluvia no le ayudó al juego de Coyette, e inició perdiendo con el gol de Rodríguez, pero Martínez le dio la igualdad final al encuentro. Lo cierto es que ambos equipos lucieron un bajón futbolístico debido a las intensas precipitaciones que cayeron durante los 90 minutos de juego. 

La visita complicó con pelotas paradas, gracias a la altura de sus jugadores, y así llegó el gol: El central captó un tiro libre y metió un buen cabezazo que dejó sin posibilidades a Fernández. Como no podía ser de otro manera, la pelota parada siguió siendo una de las cartas para lastimar y Leandro Martínez -quién había ingresado hace pocos minutos- la mandó a guardar con un terrible disparó frontal al arco.

En líneas generales, el partido fue poco vistoso, pero se divisó un buen juego de Erbes que se adueñó de la mitad de cancha, como así también un gran rendimiento de Menéndez que se mostró intacto en su vuelta a la cancha tras la lesión. Otro de los que también tuvo un buen encuentro fue Fernández que tapó dos mano a mano fundamentales. Párrafo aparte para Gagliardi, quien jugó de nueve pero se lo notó fuera de sistema y no se acopló nunca al equipo, pese a que sobre el final pudo facturar.

Punto que sirve para comenzar sumando, y despedida con aplausos para todo el equipo que metió todo lo que debió meter para sacar el partido adelante. Valió la pena madrugar y  mojarse, Chacarita empardó ante Tigre e inició con buenas vibras la temporada en la Súperliga.