El certamen de segunda división se daría por finalizado con reducidos para definir los ascensos de categoría. 

La Primera Nacional al igual que todo el fútbol, entró en una cuarentena indefinida debido a la pandemia del Covid-19, por lo que el desenlace de los torneos quedó a la deriva. Tras varias charlas entre los dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino el final se inclinó por una propuesta a la que le resta la definición oficial: Para definir los ascensos a la máxima categoría habría dos "mini" torneos. 

En principio, la segunda división otorgaba dos cupos para la Superliga que salían del ganador de la final entre los dos primeros de cada zona, y un segundo ascenso por reducido. Debido al parate del deporte la resolución sería con dos grupos conformados por los 1°, 2°, 3°, 4° de una zona con los 5°, 6°, 7° y 8° de la otra.  Los partidos serían ida y vuelta con eliminación directa y ventaja deportiva para el mejor clasificado, siendo el cronograma: 1° vs 8°, 2° vs 7°, 3° vs  6°, 4° vs 5°.

En cuanto a los descensos, quedarían congelados y no habría en este certamen, al igual que en todo el universo del fútbol. Así, Chacarita jugaría el próximo torneo en la segunda división ya que quedaría fuera de la zona de riesgo en la pérdida de categoría y no entraría en el grupo para luchar por el ascenso.

Cabe destacar que la hasta ahora llamada Superliga, pasará a llamar Liga Profesional de Fútbol, que preside Marcelo Tinelli y contiene un comite ejecutivo -actual- conformado por los 24 clubes de la máxima división.